top of page

¿El peso corporal, define nuestra salud?

Actualizado: 11 ene 2023

Hoy quiero compartirte la transformación que ha tenido Carina Vallejo, paciente de Nutrición Claret con respecto a la relación de su peso corporal y la importancia que le ha dado a su salud integral:


Recuerdo que cuando empecé a asistir a asesorías nutricionales estaba dispuesta a someterme a un tratamiento súper restrictivo, a aceptar una dieta que me privara de un montón de comida deliciosa con tal de cumplir mis objetivos: verme más delgada, bajar (más) de peso.


"En el camino he ido descubriendo que lo fundamental no radica en los kilos que marque la báscula." Carina Vallejo


¿Dieta es dejar de comer?


Hace unos días, leí un tuit que decía «está tan normalizado comer mal, que a comer bien se le llama hacer dieta» y pues sí.

Técnicamente, el término dieta se refiere al «conjunto de sustancias alimentarias que un ser vivo ingiere de forma habitual». De hecho, esta palabra proviene del latín diaeta y esta a su vez del griego díaita, que se traduce como “manera de vivir” o “régimen de vida”. Entonces tenemos claro que se trata de hábitos saludables, de persistencia y no de un remedio rapidísimo y restrictivo para bajar de peso, ¿verdad?



Por desgracia, la cultura de consumo y los ritmos acelerados de vida que llevamos, sobretodo, nos han orillado a ingerir ¿alimentos? “chatarra” —identificados así por la cultura de la dieta—; el aporte nutricional de estos es mínimo y, además, su consumo nos hace sentir culpables.


Tratamos de contrarrestar estos hábitos con rutinas extenuantes en el gym o con “dietas” que hacemos porque le funcionaron a la vecina, sin tomar en cuenta los requerimientos de nuestro organismo. ¿Y todo para qué? Para permanecer delgados, para bajar de peso y socialmente ser aceptados.



Sin embargo, buscar la delgadez no significa un buen estado de salud. Un estudio realizado por la Universidad de Navarra a 924 personas delgadas— con base en el índice de masa corporal (fórmula que incluye peso total y estatura)— concluyó que el 29% se encontrarían en el rango de obesidad, debido al porcentaje de grasa corporal que hay en sus cuerpos.


En otras palabras: que nuestro físico o la báscula nos muestren que estamos delgados o que tengamos un cuerpo grande no quiere decir que gocemos de buena o mala salud. Lo que en realidad importa es tener salud mental, física y social. Lo cual un peso total nunca nos dirá este estado de nuestra salud integral.



Que no te pese lo que pesas en la báscula


Cuando nos pesamos, casi no tomamos en cuenta que la masa total que marca la báscula contempla el peso de todas las masas que hay en el cuerpo: músculos, órganos, agua, huesos, grasa, cabello, minerales, uñas, heces fecales, ligamentos y más.


El peso corporal también se modifica por la inflamación de algunas zonas, la hora en la que se realice el pesaje, el estrés, la hinchazón abdominal, la hidratación y en el caso de las personas que menstrúan, influye la fase del ciclo menstrual en la que se encuentren por todo el proceso hormonal por el cual el cuerpo pasa.


Si tú haces ejercicio, seguramente alguna vez te sorprendió que al pesarte después de los días notaste un incremento en tu peso corporal ¡No te espantes ni mucho menos vayas a empezar una dieta para bajar de peso! Generalmente, este aumento se asocia con el crecimiento de los músculos. A la larga, un mayor porcentaje de masa muscular traerá muchos beneficios para tu salud, así que relájate y continúa con esa actividad física que te llena, que te libera y te fortalece.


Recuerda que el “peso ideal” es aquel que le permite a tu cuerpo cumplir con sus funciones orgánicas de manera adecuada y el que posibilite un equilibrio entre tu salud física, mental y social. Además, se ajusta a la etapa de vida en la que te encuentres, responde a tus hábitos y se adapta para cubrir tus necesidades.


En vez de pelearte con tu peso, responsabilízate por procurar tu salud integral. Trátate con cuidado y amor, y en la medida que puedas, toma distancia de las “dietas” para bajar de peso que te someten al control, la culpa o el castigo.


Recuerda que tu también eres capaz de saber como responsabilizarte de tu salud integral, solo necesitas guía y amarte de forma incondicional para lograrlo.


 


Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page