top of page

Por una menstruación sin dolor - aguantar no te hace más fuerte

Actualizado: 17 ago 2022



Yo era una de esas mujeres que sufría horrores durante la menstruación: que si la inflamación, que si la lloradera, que si los cólicos… ¡un horror! Pero gracias a que empecé a prestarle atención a mi ciclo menstrual y a que incorporé la alimentación consciente e intuitiva en mi día a día, menstruar se ha vuelto algo más llevadero.


Ciclo menstrual

Antes de pasar al tema de los alimentos que nos ayudan a atravesar esos días sin dolor, tenemos que hablar sobre las fases del ciclo menstrual que comienza el día en que nos baja y que termina cuando llega el siguiente periodo.

Su duración oscila entre los 24 y los 38 días, pero puede variar, especialmente durante la menarquia —la primera menstruación en la pubertad— y la menopausia —cuando ya no hay más reglas.

  1. Menstruación: en esta fase, se desprende el recubrimiento interno del útero que se expulsa del cuerpo mediante el sangrado que seguramente conoces. Hay bajos niveles de estrógeno (hormona sexual femenina)

  2. Fase folicular: va desde el primer día del periodo hasta la ovulación y, a diferencia de la menstruación, los niveles de estrógeno son altos debido a que el ovario se encuentra preparando al óvulo.

  3. Ovulación: justo son esos días en los que nos sentimos invencibles todoterreno y en los que el óvulo desciende del ovario a las trompas de Falopio, donde permanecerá hasta que un espermatozoide lo fecunde, de lo contrario se desechará.

  4. Fase lútea: así se le denomina al lapso que transcurre entre la ovulación y la siguiente regla; hay generación de progesterona que transforma al endometrio y lo preparara para un embarazo o para desintegrarse, si no hay fecundación.


Estoy menstruando, ¿qué alimentos me recomiendas?

Un sinnúmero de productos culturales, como películas, memes, series, nos han vendido la idea de que cuando una mujer se encuentra en sus días se la pasa acostada y comiendo helado, papitas o chocolate… y no, están del todo errados.

Pero ¿a cuántas no nos gustaría tener ganas de salir de cama para seguir comiéndonos al mundo? ¿Eso es posible? ¡Por supuesto que es posible! Y elegir los alimentos adecuados te ayudará a lograrlo.




Durante la menstruación perdemos sangre y con ella, hierro lo que puede propiciar la sensación de cansancio, fatiga e incluso mareos. No te angusties y mejor prepárate para salir al mercado por unos manojos de espinacas, acelgas o berros, con alto contenido en hierro e incluirlos con frecuencia en la preparación de tus alimentos. TIP: procura agregar verdura color amarillo, rojo o naranja para aumentar el aporte de vitmaina C que ayuda a la mejor fijación de hierro.


También te recomendamos los frijoles, las lentejas, los garbanzos, (¿no se te antoja un humus?) y, aprovechando la temporada, las habas.

Recuerda que los vegetales además son ricos en fibra, vitamina C y magnesio, de hecho, este último te ayudará a reducir la inflamación.


Para aliviar la fatiga, incluye semillas (de girasol, ajonjolí, chía, linaza) y frutos secos (nueces, almendras, pistaches). Y acuérdate de ser muy consciente de la saciedad y el hambre, ya que estos síntomas nos ayudan a saber qué tanta energía necesita nuestro cuerpo en cada momento.


¡No dejes de incluir los de origen animal! Especialmente los cortes magros y el pescado —se vale que te consientas con un salmón, una trucha o atún—, que tiene un alto contenido de Omega-3, un tipo de grasa poliinsaturada que tiene la capacidad de reducir la inflamación en el cuerpo.


¿A quién no se le antoja un chocolate durante la menstruación? Puedes comerlo sin culpas pero te sugerimos que optes por un con alto porcentaje de cacao para mantener a raya las hormonas que tanto se alborotan en estos días, sobre todo al cortisol, la hormona responsable del estrés.



Y sí, nuestras abuelas tenían razón: un must durante esos días son los tecitos que no tengan cafeína, ya que la cafeína estimula más al sistema digestivo y por ende puede producir inflamación —eso incluye el café, obvio—.

¿Qué tal te caería una infusión de manzanilla o de jengibre? Estos ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias, analgésicas y calmantes que contrarrestan los espasmos y el dolor que pueda llegar a sentir el cuerpo en esos días.



Pausa estos alimentos cuando estés en tus días

Si está en tus posibilidades, cuando menstrues —y siempre que puedas—, reduce o evita la ingesta de los alimentos que a continuación enlistamos. Verás que tu ciclo y mejorarán.

  • Azúcares refinados: regularmente estos azúcares refinados vienen acompañados de una bomba de grasa saturada y otros aditamentos que provocan inflamación, indigestión y, por ende, una alteración gastrointestinal. Si no quieres más inflamación en el área abdominal, bájale estos días a su consumo.

  • Alcohol: otro gran causante de la inflamación, pero también de la deshidratación que nos puede dejar más susceptibles a los cólicos. Además, provoca una fluctuación tremenda en los niveles de magnesio que puede hacerte sentir más cansada cuando estás reglando.

También te recomendamos que disminuyas el consumo de sal —por aquello de la inflamación—, de las grasas saturadas —tan presentes en las cosas fritas— y de los alimentos procesados.


Menstruar no debe doler y si a pesar de llevar una alimentación balanceada persisten los malestares, consulta a tu especialista. Aguantar el dolor no te hace más fuerte y mucho menos habla de una salud física, ¡algo pasa! No esperes para checarte nunca.


Комментарии

Оценка: 0 из 5 звезд.
Еще нет оценок

Добавить рейтинг
bottom of page