top of page

¡STOP A LA GORDOFOBIA! Todos los cuerpos merecen dignidad y respeto,

Actualizado: 7 oct 2022


Si ya conoces el trabajo de Nutrición Claret, seguro habrás notado que aquí priorizamos la salud en todas las tallas, que trabajamos para desechar la cultura de dieta de nuestra vida y, decirle adiós pesocentrismo como forma de resultados en la nutrición y en general la salud. por lo que durante nuestras asesorías nutricionales jamás utilizaremos adjetivos como flaco/a o gorda/o para definir el estado nutricional de nadie.


Sin embargo, no en todos los entornos sucede esto y, por lo general, las personas que no tienen un cuerpo hegemónico son violentadas, como es el caso de aquellas que habitan una talla grande o cuerpo grande.


Esta discriminación, consciente o inconsciente, hacia la gente de talla grande se denomina gordofobia y también incluye el miedo a engordar en cad individuo por solo el hecho de ser criticadas, juzgadas y rechazadas, y puede manifestarse a través de la violencia física, psicológica en su contra, pero también mediante comentarios del tipo “comí un montón este fin de semana, ¡estoy hecha/o una cerda/o!”, incluso en el espacio público, ¿te has fijado en las dimensiones de los asientos en el transporte público?


La gordofobia se cimienta sobre “prejuicios respecto a los hábitos, costumbres y salud de las personas gordas, las cuales se nutren de la creencia de que el cuerpo gordo responde a una falta de voluntad o de autocuidado de no hacer el esfuerzo suficiente” para alcanzar la delgadez, explica la Guía básica sobre la gordofobia.


De acuerdo con datos de la última Encuesta Nacional Sobre Discriminación ENADIS 2017, entre los principales motivos de discriminación en México se encuentra el peso o estatura (29.1%). De hecho, detalla un artículo publicado por Gaceta UNAM, el rechazo por características físicas se ejerce contra quienes “no se apegan al modelo esperado, es decir, de piel blanca, rasgos afilados, cuerpo delgado, alto y de proporciones perfectas”.





Paremos con la "Gordofobia"


Así como tenemos que detener la exclusión por motivos raciales, de género, económicos, religiosos, también necesitamos dejar de segregar a las personas de tallas diversas. Opinar sobre el cuerpo de las/os demás no es opción; el hacerlo puede tener repercusiones graves como la caída en los trastornos de la conducta alimentaria e incluso el suicidio.

Para abandonar el camino de la gordofobia primero debemos estar conscientes de que nuestra salud no se reduce únicamente a los kilos que marca la báscula y que además se trata de un estado de bienestar físico, mental y social, según la Organización Mundial de la Salud. Si solo nos basamos en la complexión de una persona, no podemos definir si está sana o enferma, en otras palabras ¡dejemos de asumir que quienes viven una talla grande tienen algún padecimiento o son personas que todos los días descuidan de su salud!


También necesitamos desarraigar la cultura de dieta que nos ha taladrado hasta el tuétano que lo normal, nuestra máxima aspiración sea la delgadez. Como ya habíamos mencionado en otra entrada, el “peso ideal” es el que le permite a nuestro cuerpo realizar sus funciones orgánicas de forma adecuada o mejor nombrado “Set point”, no el que predomina en redes sociales. En Nutrición Claret consideramos que en vez de odiar la corporalidad que somos, nos hagamos cargo de cuidar nuestra salud integral.


Otra cosa muy importante: quitemos de nuestro vocabulario frases que dan una connotación negativa a las tallas grandes, como “he estado comiendo como gorda/o”, “tiene cara bonita, pero se vería mejor si bajara de peso”, “te ves más llenita/o, ¿todo bien?”, “aunque está gordito/a se le ve bien esa ropa”… podríamos seguir con los ejemplos y tardaríamos mucho en terminar. Pongamos cuidado y amor a la manera en que nos referimos a nuestro cuerpo y al de la gente. Nuestras palabras dan vida, pero también pueden herir.

Si te has cachado diciendo alguna de las frases que mencionamos arriba o algunas parecidas, o si te has topado con profesionales de la salud que se refieren a tu cuerpo como un proyecto encaminado a la delgadez, que piensan que estar sanas/os depende únicamente de sus pacientes, que habla de “sacrificios” para mantenerse saludables (lo que para ellos equivale a decir “delgados”, que adjudican algún padecimiento al “sobrepeso”, considera cuestionarte las causas que te llevan a estigmatizar la gordura o buscar otras opciones para atenderte, en caso de que se trate de una consulta médica.

Recuerda que siempre habrá espacios amorosos y compasivos donde puedas aprender a cuidar de tu salud sin ser juzgado/a por tu talla. En Nutrición Claret buscamos propiciarlos y, mediante las asesorías, acompañarte durante el proceso de hacer las paces con tu cuerpo y con tu alimentación. Reserva tu asesoría nutricional y prueba este ambiente compasivo e integral.


Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page